Articulo

Duelo: Síntomas normales

Como se definió el duelo es un proceso normal, es el resultado por haber perdido en este caso a un familiar. Este proceso natural y esperable presenta ciertas manifestaciones habituales y comunes, en los pensamientos, emociones y conductas. Estas manifestaciones no deben ser consideradas patológicas.
✓ Cierto malestar físico, dolor de cabeza, vacío en el estómago, opresión en la garganta, etc.
✓ Sentimientos de culpa con relación al familiar fallecido.
✓ Mayor hostilidad, inquietud.
✓ Dificultad para conciliar o mantener el sueño.
✓ Incapacidad para funcionar como lo hacía habitualmente antes de la pérdida. ✓ Dificultad para disfrutar.
✓ Sentimientos de tristeza, enojo, culpa, reproche, aislamiento.
✓ Dificultad para concentrarse, confusión y preocupación constante.
✓ Hiperactividad o disminución de las actividades.
✓ Entre otros.
Los síntomas presentan ciertas diferencias, según se trate de un niño, de un adolescente, de un adulto o un anciano. Y obviamente es diferente según cuál sea el vínculo que el doliente mantenía con la persona fallecida, el tipo de muerte (repentina o por enfermedad prolongada).
Muchas de las manifestaciones esperadas del duelo pueden confundirse con un trastorno depresivo. Es importante que se pueda hacer una clara diferenciación entre los síntomas esperables del proceso y lo que implica un diagnóstico del trastorno del ánimo para no caer en la sobrepatologizacion.

¿Cómo acompañar al adulto en su proceso de muerte y al familiar en el proceso de duelo?

Desde Gerontologica.com te sugerimos el Curso de Acompañamiento en la muerte y duelo, de formación multimedial online, constituye un portal de acceso hacia la especialización a fin de brindar un mejor cuidado a nuestros envejecientes y mejorar así su calidad de vida incluso en sus últimos momentos. En él se enseñan herramientas prácticas que facilitan el acompañamiento a personas mayores cercanas a la muerte logrando mecanismos de interconexión simples y eficientes.

Contactanos
1