Articulo

PROTOCOLO DE RESPETO POR LOS CIUDADANOS ADULTOS MAYORES - Dr. Hugo Valderrama

PROTOCOLO DE RESPETO POR LOS CIUDADANOS ADULTOS MAYORES

Dr. Hugo Valderrama

El Protocolo de Respeto por los ciudadanos mayores menciona aspectos y acciones a cumplir por parte de toda la ciudadanía, en la intención de que se recupere la relación que los niños, jóvenes y adultos deben mantener con las personas mayores a fin de reincorporar a este sector etario en forma visible y activa a la sociedad.
Es intención de esta propuesta, que el Protocolo promueva la reflexión en todas las edades y en todos los niveles educativos y que inclusive sea perfeccionado por las propuestas que surjan de la ciudadanía y evolucione como evoluciona también la sociedad, sin dejar de lado los aspectos que hacen a la sana convivencia y calidad de vida de todos los ciudadanos.
Para recuperar la cultura del respeto por los mayores se necesita tiempo e instalar el tema en los medios de comunicación social y en todos los niveles de la educación formal, en forma progresiva y con acciones constantes consecuentes con el objetivo planteado, pero también se necesita de la colaboración de los adultos mayores , quienes deben hacer cumplir las normas expuestas y actuar como ciudadanos plenos, ocupando los espacios que se vayan abriendo y participando en la elección de sus gobernantes a través de la emisión del voto.
A los fines de este Protocolo se define como personas adultas mayores a aquellas que cuentan con sesenta y cinco años o más de edad y que se encuentren domiciliadas o en tránsito en el territorio nacional.
1. Para dirigirse a un ciudadano adulto mayor debe anteponerse al nombre de la persona, las palabras señor/a. No deben utilizarse términos como abuelo/a, viejo u otros relacionados con roles familiares o que puedan percibirse como peyorativos.
2. En los locales comerciales, oficinas públicas, dependencias estatales o del ámbito privado y frente a cualquier trámite, el personal a cargo de la atención, debe prestar particular atención a los mayores que así lo requieran y aclarar el valor de billetes y monedas de ser necesario, así como ser claros y explícitos frente a las dudas que ellos planteen.
3. Toda institución pública o privada que brinde servicios a personas adultas mayores, debe contar con infraestructura y mobiliario adecuados a sus prestaciones, así como acceso a baños y a asientos.
4. En el transporte público debe reservarse un 20% de los asientos con la leyenda “adultos mayores, personas con discapacidad y embarazadas -preferencial”.
5. El 10% de los lugares de estacionamiento de vehículos, en las playas de estacionamiento, debe tener suficiente espacio y mantener la distancia adecuada para el descenso y ascenso de personas mayores y personas con discapacidad que usan andadores o sillas de ruedas.
6. En las paradas de colectivos debe existir una fila paralela para los mayores, personas con discapacidad y embarazadas, con prioridad para el ascenso al vehículo. Los choferes no deben hacer circular los rodados hasta que estas personas estén sentadas o resguardadas de la posibilidad de golpes o caídas por la aceleración en el arranque.
7. El personal que cuida ancianos, como actividad laboral, en geriátricos, hospitales, sanatorios y domicilios, debe estar capacitado por cursos de formación para cuidadores con reconocimiento oficial.
8. La gerencia de geriátricos y centros de día para adultos mayores debe ser llevada adelante por personal capacitado por cursos de gerontología con reconocimiento oficial.
9. En los lugares del Estado o privados, incluyendo hospitales, bancos, en los que se retira un número para ser atendido porque se presupone tiempo de espera, deben existir números diferenciales para los mayores, discapacitados y embarazadas, con prioridad para su atención, así como asientos y accesibilidad a sanitarios. (ver 3.)
10. En el ingreso a locales para efectuar compras o trámites de todo tipo, así como en la calle, puertas giratorias, escaleras, ascensores, etc. los mayores, las personas con capacidades diferentes y mujeres embarazadas, deben tener prioridad de paso.
11. Para el cruce de avenidas o calles, el personal municipal, de policía, de las fuerzas armadas y en su ausencia todo ciudadano en capacidad de hacerlo, debe ofrecer ayuda a los adultos mayores y personas con capacidades diferentes, cuando así lo requieran.
12. Los conductores de taxis y remises, deben ayudar a ascender y descender de los vehículos a los ancianos y personas con capacidades diferentes que así lo requieran.
13. Los supermercados deben tener cajas de cobranza diferenciales para embarazadas, adultos mayores y personas con discapacidad.
14. Se debe exigir la capacitación obligatoria en gerontología con reconocimiento oficial, al recurso humano de instituciones estatales o privadas que asisten o prestan servicios a adultos mayores.

15. Se deben promover y difundir medidas de detección y denuncia comunitarias respecto del abuso o malos tratos, de cualquier índole, hacia los adultos mayores.
16. En los comicios, las personas de 70 o más años deben tener prioridad de ingreso al cuarto oscuro y arbitrar las medidas que correspondan para que los adultos mayores que no pueden desplazarse por sus propios medios, accedan a la posibilidad de sufragar.
17. En los espectáculos públicos se debe asegurar a los adultos mayores la posibilidad de ocupación de asientos cercanos a los escenarios, actores, disertantes, etc., para que la disminución auditiva y de la visión no agraven sus posibilidades de acceso.

Estudiar para especilizarte en Geriatría y Gerontología

Desde Gerontologica.com te sugerimos el Curso Superior en Geriatría y Gerontología de 4 meses de duración. El Director del curso el Dr. Hugo R. Valderrama, médico geriatra, director de la Licencitura en Gerontología de la Universidad Católica SF, vuelca sus conocimientos y experiencias de más de 40 años de profesión en una lectura amena. 

El Curso Capacitación Superior en Geriatría y Gerontología, de formación multimedial online, constituye un portal de acceso, para todas las personas de habla hispana, hacia la especialización a fin de brindar un mejor servicio. Esta capacitación permite llegar a personas de múltiples países y otorga la posibilidad a los alumnos acomodar sus horarios ingresando a las aulas virtuales en cualquier momento del día. Obteniendo la certificación acreditiva de Gerontologica.com en inglés y español, verificada con código Q

BIBLIOGRAFÍA
CEPAL (2006a), (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) Informe de la Reunión de Gobiernos y Expertos sobre Envejecimiento en países de América del Sur (LC/L.2547), Santiago de Chile.
CEPAL. (2006b), Nota de la Secretaría sobre revisión y evaluación de la Estrategia Regional de Implementación para América Latina y el Caribe del Plan de Acción Internacional de Madrid sobre el Envejecimiento documento de sala, Santiago de Chile, (DDS/1)(2005).
Informe de la Reunión de Expertos sobre Envejecimiento II, Foro Centroamericano y del Caribe sobre Políticas para Adultos Mayores (LC/L.2347), Santiago de Chile.
Estrategia regional de implementación para América Latina y el Caribe del Plan de Acción Internacional de Madrid sobre el Envejecimiento(2004a), (LC/G.2228), Santiago de Chile.
Report of the Caribbean Symposium on Population Ageing (2004b) (LC/CAR/L.4), Santiago de Chile.
Comisión Interamericana de Derechos Humanos (1988), Protocolo Adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos en materia de derechos económicos, sociales y culturales; Protocolo de San Salvador, San Salvador (El Salvador).
Comité Organizador Regional (2003), Recomendaciones para la formulación de una estrategia regional de intervención sobre las personas adultas mayores en América Latina y el Caribe, documento surgido de la Reunión Regional de la Sociedad Civil sobre Envejecimiento, Santiago de Chile.
Dulcey, Elisa (2005), “Imágenes del envejecimiento: aproximación a su estudio y seguimiento”, documento de referencia presentado en la Reunión de Gobiernos y Expertos sobre Envejecimiento de países de América del Sur, Buenos Aires, 14 al 16 de noviembre.
HelpAge International (2002), Older People and the Media. Utilising mass and alternative media for mainstreming ageing in Asia, Londres.
Huenchuan, Sandra (2005), “Políticas de vejez como mecanismo de promoción de los derechos de las personas mayores: algunos acercamientos teórico-conceptuales”, ponencia presentada en el Seminario Internacional de Derechos Humanos y (1999), “De objetos de protección a sujetos de derecho: Trayectoria y lecciones de las políticas de vejez en Europa y Estados Unidos”, Revista de Trabajo Social Perspectivas Nº 8, Notas sobre Intervención y Acción Social, Santiago de Chile, Universidad Católica Cardenal Raúl Silva Henríquez.
Huenchuan, Sandra y Alejandro Morlachetti (2006), “Análisis de los instrumentos internacionales y nacionales de derechos humanos de las personas mayores", Revista Notas de Población.
Naciones Unidas (2003), Declaración Política y Plan de Acción Internacional de Madrid sobre el Envejecimiento, Nueva York. (2002), World Population Ageing: 1950-2050 (E.02.XIII.3), Nueva York, Departamento de Asuntos Económicos y Sociales.
UNFPA (United Nations Population Found) (2002), Population ageing and development. Operational challenges in developing countries, Population and development strategies series Nº5 (E/1500/2002), New York. (1998), Annual Report, New York.
Villarreal, Mónica (2006), “Mecanismos participativos en el diseño, formulación e implementación de leyes, políticas y programas sobre envejecimiento”, serie Población y desarrollo Nº 70 (LC/L.2542-P), Santiago de Chile, CEPAL. Publicación de las Naciones Unidas, Nº de venta: S.06.II.G.70. (2005), La legislación a favor de las personas mayores en América Latina y el Caribe, serie Población y desarrollo Nº 64 (LC/L.2468-P), Santiago de Chile, CEPAL. Publicación de las Naciones Unidas, Nº de venta: S.05.II.G.215.
Walt, Kilt (1994), “¿Hasta qué punto influye la investigación en las políticas?”, European Journal of Public Health Nº 4, Oxford (Reino Unido), Oxford University Press.

Contactanos
1