Articulo

Residencias geriátricas... El modelo polivalente

Texto extraído de: Curso Dirección de Servicios Gerontológicos de Gerontologica.com

Más allá de ser un servicio sociosanitario detrás de toda empresa está el fin de lucro. La difícil tarea que tienen los establecimientos geriátricos es combinar productividad y calidad prestacional sumado a la reversión al de una imagen negativa por parte de la sociedad.
Sin embargo, al tener una estructura de costos en su mayoría fijos determinada en gran medida por el personal de cuidado; se pueden brindar más servicios sin tener que incurrir en grandes modificaciones edilicias ni económicas, mejorando además la imagen de las instituciones como centros con servicios de atención modernos y con alta tecnología, abiertos e integrados a la comunidad.
Algunas de las alternativas:

  • Servicios para personas que viven en sus domicilios y asisten a la institución: comedor, talleres de estimulación, actividades recreativas, gimnasio, servicio de baño, servicio de peluquería y belleza y relajación, etc.
  • Servicios para personas que viven en sus domicilios: comidas a domicilio, diseños y adaptaciones en el hogar, talleres a domicilio, rehabilitación domiciliaria, etc.
  • Servicio de estancias temporales y de fin de semana: sirven para hacer frente a problemas ocasionales o a dar un servicio de “respiro a la familia”. Obviamente los precios del servicio por día serán mayor que el de la residencia permanente.
  • Servicio de estancia diurna: el único servicio que no se presta es el de residencia nocturna. La estructura de costos de la institución es muy similar y no son necesarias ampliaciones para nuevas habitaciones. Para la familia y los ancianos puede ser considerada como una buena alternativa a la institucionalización permanente, o incluso, un paso previo a ella.
  • Programas sociales: a través de los denominados “clubs” en donde pueden asistir para reunirse y compartir con personas de su misma edad distintas ideas y experiencias en donde los objetivos son la integración social a través de actividades de ocio, artesanías, gimnasia. Aquí los adultos mayores pueden seguir participando de estos lugares de encuentro y entretenimiento.
  • Centro de Día Neurogeriátrico: las personas que asisten tienen algún grado de dependencia, sin embargo, pueden concurrir sin dejar su hogar de forma permanente y sirven de respiro a la familia. Su función es contenedora y a su vez terapéutica. A diferencia del hospital de día, es considerado un servicio social.
  • Contención familiar: a través de grupos o talleres de familiares que deseen asistir a un espacio social de contención y aprendizaje. Reciben apoyo, asesoramiento y realizan catarsis con otros familiares en su misma situación guiados por un equipo de orientadores profesionales.
  • Formación de recursos humanos externos a la institución: a través de programas con colegios de profesionales para realizar pasantías o prácticas académicas. Los practicantes pueden formar en el futuro parte del equipo profesional permanente.
  • Actividades de formación abiertas a la comunidad: charlas, talleres o ciclos de actividades para familiares, gerontólogos y público en general interesado en conocer sobre la problemática del envejecimiento y los servicios gerontológicos disponibles.
  • Servicios solidarios y de voluntariado: propuestas abiertas a la comunidad para la organización de actividades con destino a la donación o a proyectos socialmente productivos en donde los adultos mayores pueden participar y colaborar con la comunidad.
  • Eventos intrainstitucionales: en la misma institución en los que se invita a toda la comunidad a participar en fechas y eventos especiales o muestras de trabajos realizados, invitados especiales, bailes, café concert, etc.
  • Eventos intergeneracionales dentro y fuera de la institución.
  • Actividades fuera de la institución de esparcimiento y relajación: paseos por plazas y espacios al aire libre, visita a museos y exposiciones, concurrencia a shoppings, bares y cafés, centros de relajación tipo spa, etc.
  • Servicios de newsletter: a través de la suscripción, toda la comunidad puede conocer las actividades del centro.
  • Diversificación de servicios: servicios de cafetería, venta de antigüedades, venta de elementos y adaptaciones para los adultos mayores, etc.

Si logramos brindar algunos de estos servicios, obtendremos seguramente una mayor productividad que traerá aparejado a su vez, una mejora en la motivación del equipo profesional y una mejor aceptación de la familia y de la comunidad toda.
 

¿Dónde formarse para dirigir un servicio geriátrico y hacer frente al envejecmiento polacional?

La dirección de servicios para la tercera edad requiere formación especializada con ética y profesionalismo a fin de brindar calidad de vida al adulto mayor y su familia. 

Desde Gerontologica.com, especilizados en formación y asesoría en gerontología, te sugerimos el  Curso Dirección Geriátrica, de formación multimedial online, constituye un portal de acceso, para todas las personas de habla hispana, hacia la especialización a fin de brindar mejores servicios a nuestros envejecientes.

Los autores, Prof. Dr. Hugo Valderrama, refente internacional en geriatría y gerontología y la Prof. Contadora MBA Ángeles Valderrama, gerente de distintos servicios gerontológicos, combinan, a través de sus disciplinas formativas, las dos grandes áreas de gestión: Médica y Administrativa, logrando la integración de los conocimientos claves para la Dirección de los Servicios Gerontológicos.

Contactanos
1